Noticias

Ser comunista era una conducta a favor de los trabajadores: Carlos Payán Velver

▲ Alejandro Encinas, Elvira Concheiro y Marcos Posadas en el acto por el siglo del PCM.Foto Roberto García Ortiz

José Antonio Román

En una carta leída en el acto de celebración por los 100 años de la fundación del Partido Comunista Mexicano, Carlos Payán Velver, director fundador de La Jornada, escribió que el ingreso al PCM es, probablemente, el hecho más importante de mi vida, le dio sentido a ella, me formó dentro de una ideología que privilegiaba la ética. Un comunista era una conducta, una conducta a favor de los trabajadores, de la justicia social.

En el Teatro del Pueblo participaron como oradores Alejandro Encinas y Luciano Concheiro, dos subsecretarios de Estado; en su misiva Payán Velver indica: Tuve el privilegio de estar siempre al lado o cerca de Arnoldo Martínez Verdugo, de Gerardo Unzueta, de Manuel Terrazas. Ellos ayudaron mucho a mi formación. Ya disuelto el PCM y transformado en PSUM, ya sin militancia propiamente dicha, hasta nuestros días, nunca he dejado de ser comunista.

Acudieron destacados ex militantes y simpatizantes del PCM, en un acto político-cultural festivo que se prolongó por más de cuatro horas donde los oradores, hombres y mujeres, reflexionaron sobre las aportaciones de ese partido a las luchas sociales y su contribución en la vida democrática del país.

El acto comenzó precisamente con la lectura de la carta enviada por Payán Velver en la que relata que su ingreso al PCM ocurrió en 1958, en medio de la lucha del movimiento ferrocarrilero. En esas líneas, relata también que poco antes, Cristina Estupiñán, su esposa, formaron una célula, aunque ella ya era parte de las juventudes comunistas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Reconocimiento a Campa y a Martínez Verdugo

Entre los oradores estuvieron Luciano Concheiro, Marcos Leonel Posadas, Enrique Semo, Alejandro Encinas y Elvira Concheiro; entre los discursos de cada uno, con ambiente festivo, hubo música a cargo de Tenochca Rock Náhuatl, Gabino Palomares, Liber Terán, Jorge Buenfil, y Anthar y Margarita. Todos bajo una gran manta con las imágenes de Valentín Campa y Martínez Verdugo.

Fue Enrique Semo, científico social e historiador mexicano de la economía y ensayista político e investigador emérito de la UNAM, el encargado de leer la biografía y aportaciones de los dirigentes cuyos restos serán trasladados a la Rotonda de las Personas Ilustres del Panteón Civil de Dolores, de acuerdo con el decreto presidencial publicado el pasado viernes en el Diario Oficial de la Federación.

Los oradores coincidieron que esta fecha no podía verse como algo nostálgico y con añoranza, sino de forma festiva, pero también con el compromiso de continuar en la construcción de un mejor país y también de la sociedad.

Alejandro Encinas, subsecretario de Gobernación, dijo que la energía social de un siglo contribuyó a formar una nueva mayoría y llegar al gobierno nacional para realizar una verdadera transformación del país.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar